Interior

Se accede al hotel a través de una portalada de piedra de sillería, formando un arco de medio punto, por la que se llega a un luminoso salón-soportal de triple arcada, donde también se encuentra la recepción.
En la decoración se mezclan los materiales tradicionales, como la madera o la piedra, con el cristal y el acero.  Las ricas telas aumentan el confort de cada espacio; y la pintura, en tonos claros, da unidad al conjunto, logrando un ambiente personal que se refleja en el cálido comedor-restaurante con chimenea.

Galería de imágenes

 

 

 

 

interior
exterior